Hace ya tiempo que los brunch son tendencia y las ciudades más cotizadas del mundo han multiplicado su oferta de este tipo de propuesta en los últimos años. Dicen que soñar es gratis y, aunque los brunch que te vamos a proponer no son precisamente baratos, quizá puedas darte el gusto en uno de tus próximos viajes.

Royale brunch, Dubai

Lo podrás disfrutar en el restaurante Imperium, ubicado en uno de los hoteles más caros de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), el Jumeirah Zabeel Sarayhaz. Se trata de un lujo prohibitivo, pues el Royale Brunch tiene un precio de 2.500 dirham (casi 500 euros) e incluye el bufet estándar del hotel, una botella de Dom Pérignon y caviar de beluga. Los comensales disponen de un mayordomo personal y pueden elegir si comer en el propio restaurante, en una zona privada o en la exclusiva terraza del establecimiento, con vistas a los jardines y canales creados de manera artificial en el amplio resort que la cadena Jumeirah ha montado en medio del desierto. No hay que desesperarse: hay versiones de brunch más económicas por 60 euros.

champagne-caviar-brunch

El brunch del Nobu, Nueva York

Hay pocas tradiciones más neoyorquinas que el brunch dominical, así que la competencia  entre los restaurantes de la Gran Manzana por servir el mejor es casi legendaria. Uno de los más destacables es el del célebre Nobu (105 Hudson St.), el restaurante japonés del que es copropietario Robert de Niro, y uno de los locales más populares de TriBeCa desde que abrió y que ha introducido el brunch en su oferta con un precio fijo de poco más de 50 euros. El resultado te lo podrás imaginar: imprescindible reservar con bastante antelación.

El brunch del Cookbook Café, Londres

Hay que invertir varias horas para degustar el bufet del Cookbook Café, situado en el hotel InterContinental Park Lane de Londres. Aquí la propuesta es eminentemente universal: desde cuscús hasta sashimi pasando por salmón escocés. Este brunch también destaca por sus postres. Cuesta alrededor de 60 euros, pero ¿cuántas veces se puede comer en pleno Hyde Park sin recurrir a un picnic?

brunch-salmon

El brunch de Nandu Jubany, Barcelona

Más cercano, aunque no por ello menos lujoso, es el brunch que se sirve en el hotel Majestic, situado en el Paseo de Gracia de Barcelona. Una copa de champán Moët & Chandon inaugura la sesión gastronómica diseñada por el chef Nandu Jubany. Pagando unos 60 euros se puede acceder a una amplia selección de platos fríos como la ensalada de bacalao, escarola y romesco o la mantequilla de sabores. Entre los platos calientes encontramos el lomo de ternera madurado a la parrilla y el arroz meloso de vieiras. También disponen de una selección de quesos y embutidos catalanes e ibéricos.

El brunch del hotel Ritz, Madrid

El histórico hotel Ritz de Madrid puede presumir de contar con el que seguramente sea uno de los brunch más antiguos de la ciudad. Y es que, anticipándose al boom de años recientes, brinda la posibilidad de unir desayuno y comida desde 1987. En la actualidad ofrece, a un precio de 80 euros, una extensa selección gastronómica con exquisitos productos y platos de alta calidad tanto nacionales como internacionales (embutidos, mariscos, sushi…). Todo ocurre al aire libre, en su terraza (si el tiempo lo permite), acompañado de una fuente y un pianista que amenizan el ambiente.

brunch-embutidos