También conocida como “la isla bonita”, La Palma ha sido escogida por la OMT (Organización Mundial del Turismo) como ejemplo mundial de evolución del astroturismo. Un reconocimiento que responde a la buena calidad de los cielos que se pueden observar desde la isla.

Así que si lo tuyo son los astros, esta isla canaria puede ser un buen destino, ya que cuenta con el Observatorio Internacional del Roque de los Muchachos, una instalación científica de primer orden mundial, así como con una red de infraestructuras para disfrutar de este tipo de turismo enfocado en la astronomía.

Astroturismo Roque de los muchachos

El respeto hacia el cielo está amparado por la llamada Ley del Cielo, pionera en la isla, que regula el uso de la iluminación artificial para que no interfiera en la observación nocturna. Todo ello le valió a La Palma la certificación como destino turístico y como primera reserva Starlight del mundo.

starlight

En la actualidad existen diez lugares en el mundo declarados Reserva Starlight. La Palma fue el primero en conseguir esta certificación, en 2012, reconocida por la Unesco y la OMT, que identifica espacios naturales protegidos donde existe un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas.

En este sentido, el astroturismo supone un denominador común para buena parte de la oferta turística de la isla. Hay cerca de 60 empresas en La Palma que están tematizadas con este recurso: iniciativas de artesanía, bodegas, joyerías, casas rurales, restaurantes, etc.

astroturismo artesania

Todo ello ofrece para los amantes de la noche estrellada la posibilidad de conjugar una estancia en casas de turismo rural, que cuentan con temática y disponen de instrumental básico para la observación del cielo, y la realización de actividades de la mano de profesionales acreditados que permiten sumergirse en el fascinante mundo de la astronomía.

Empresas específicas de astroturismo, por su parte, hacen uso de una Red de Miradores Astronómicos, que convierten a la isla de La Palma en un centro de interpretación al aire libre.

Los miradores, equipados con paneles, utilizan como fondo real la naturaleza y el cielo, aprovechando enclaves oscuros y puntos de observación claves en todos los municipios de la isla. Un modelo que, con los años, se ha reafirmado no sólo como pionero, sino como referente de dinamización socioeconómica y diferenciación turística de La Palma.

paneles astro turismo