Ya está a la vuelta de la esquina, así que si aún no has pensado en dónde pasarás esta inminente Semana Santa ya va siendo hora de que lo hagas. Y no, no hay excusa para quedarse en casa teniendo en cuenta de que en España esta festividad se vive con mucha intensidad y existen numerosos rincones de nuestra geografía en los que, sin necesidad de vaciar en exceso la cartera, puedes disfrutarla en todo su esplendor. El que para muchos es el anticipo oficial de las vacaciones de verano existe para que encares los próximos meses con energía, así que escoge tu destino y deja que desde Travel Partners hagamos el resto.

 

Málaga
Andalucía es la reina absoluta de la Semana Santa. En el caso concreto de Málaga sus calles brillan con una luz especial durante esos días gracias a sus numerosas procesiones. Con algo de suerte, si la climatología lo permite, podrías darte el primer chapuzón oficial del año en una de sus playas. No obstante, si hay un lugar donde la energía de esta festividad se vive al cien por cien es en la conocida calle Larios, el lugar de peregrinación de los más devotos y el mejor mirador para no perderse ni un detalle de los cofrades. Eso sí, alquilar un balcón en dicha calle no es precisamente económico, por lo que si quieres ahorrarte unos euros siempre puedes ir a la denominada Tribuna de los Pobres (en la calle Carretería) para disfrutar del espectáculo gratuitamente desde su escalinata.

Semana Santa Malaga

Sevilla
Ya se sabe que Sevilla tiene un color especial de por sí, pero durante Semana Santa despliega aún más si cabe toda su belleza. Se le considera el mejor lugar de España para disfrutar de esta festividad (por algo fue declarada de Interés Turístico Internacional) gracias al más del medio centenar de cofradías que se pasean por sus calles. En el caso de que sólo pudieras estar un día siempre se recomienda acudir en la Madrugá, entre el jueves y el viernes Santo, el momento en el que se venera a la Virgen de la Macarena. Mentalízate para dormir poco porque la experiencia vale muchísimo la pena.

Semana Santa Sevilla

Cáceres
Los paladares más exigentes siempre tienen a la comunidad autónoma extremeña como uno de sus lugares favoritos, ya que es imposible no acertar ahí con un buen plato. Pero durante Semana Santa, concretamente en Cáceres, resulta obligado dejarse caer por su casco histórico, ya que en sus calles se pasean las mejores procesiones como la del Cristo Negro. Tradición y belleza a partes iguales.

Semana Santa Caceres

Esparreguera

La calma de esta pequeña ciudad en la provincia de Barcelona desaparece durante esta festividad. ¿El motivo? La representación teatral que sus habitantes hacen de La Pasión, en la que se cuenta la historia de Cristo desde su nacimiento hasta su resurrección. La espectacularidad de su puesta en escena provoca año tras año que más turistas y curiosos se dejen caer por allá. Y lo entendemos perfectamente porque la ciudad se desvive por y para su público. Lo mismo ocurre en Olesa de Montserrat, el otro lugar donde se puede disfrutar de esta tradición teatral.

 

Valladolid
En Castilla y León también saben cómo se disfruta de la Semana Santa. La celebración puede a primeras ser algo sombría ya que el silencio absoluto reina en sus calles durante las procesiones. Sin embargo, los ojos de todos los locales y los visitantes que ahí se dan cita se centran en las preciosas tallas de color que las cofradías muestran durante esos días, las cuales son auténticas obras de arte de incalculable valor. Sin duda, es lo más parecido a un museo en plena calle.

Semana Santa Valladolid