Da igual la edad: por muy mayor o pequeño que se sea a todos nos gusta sumergirnos en un parque temático que ofrezca una amplia variedad de atracciones y actividades. Hay tantos y tan buenos repartidos por el mundo que resulta imposible destacarlos todos, pero desde aquí hemos querido hacer una selección que equilibre algunos de los más míticos con otros que siguen siendo un misterio para la mayoría de mortales. Recuerda que desde Travel Partners podemos gestionar tu viaje, allá donde vayas, para que tu experiencia sea de lo más satisfactoria.

 

Walt Disney World Resort

O lo que es lo mismo, el mítico Disney World de Orlando, en Estados Unidos. Si su versión europea en París ya de por sí es el mayor sueño de cualquier niño, el parque de Florida es el más ansiado por todos,  independientemente de la edad. Está compuesto de diversos sub-parques como Disney’s Hollywood Studios o el clásico Magic Kingdom, entre otros. Sin duda, necesitarás unos buenos días de estancia para disfrutar de todas las atracciones y actividades que ofrece. Pero en el caso de que te plantees ir el año que viene debes saber que te esperará una sorpresa muy pero que muy especial: la apertura de Star Wars Land, el nuevo parque dedicado en exclusiva al universo creado por George Lucas. Contará con 14 hectáreas, así que vete preparando porque entre muchas otras cosas podrás manejar el Halcón Milenario.

Walt Disney World Resort


Six Flags Great Adventure

Si andas por Nueva York y eres de los que disfruta de las emociones fuertes siempre puedes ir al que muchos consideran el parque con las atracciones más extremas del mundo. Este Six Flags en concreto, situado en Jackson (Nueva Jersey), a escasos 105 kilómetros de la Gran Manzana, es el paraíso para los amantes de las montañas rusas. Más allá de sus célebres roller coasters de Batman o Superman, este año inauguran una nueva atracción llamada Cyborg Cyber Spin que literalmente te va a hacer volar la cabeza. No es el mejor lugar para ir con niños muy pequeños, pero si están ya algo crecidos y no temen al vértigo no tengas dudas de que se lo pasarán en grande.

 

Port Aventura

No hace falta cruzar el charco para pasarlo estupendamente, ni mucho menos. En Vila-Seca, Tarragona, se sitúa este complejo que en los últimos años se ha visto reforzado con un parque acuático y el primero dedicado en exclusiva a la escudería Ferrari en Europa. Por muchas veces que uno haya ido anteriormente, en cada nueva visita se redescubren cosas nuevas. El Dragon Khan sigue siendo una delicia para los simpatizantes de los loopings, aunque le pisa los talones de muy cerca el Shambhala gracias a esa sensación de volar que experimentan todos los que se atreven a subir en él.

Xcaret

En el corazón de la Riviera Maya mexicana, en la turística Playa del Carmen, se ubica este singular parque acuático que, a su vez, instruye a los visitantes en la legendaria cultura maya. Ya sea a través de toboganes, nadando junto a delfines o practicando deportes de aventura, Xcaret sorprende a todos por sus cuidados detalles y por el hecho de ubicarse en un marco incomparable a escasa distancia de auténticas ruinas mayas. Con el calor que suele hacer en la zona prácticamente durante todo el año, esta se antoja una alternativa perfecta a sus maravillosas playas.

 

Legoland

Hay otros repartidos por el mundo, pero el primer parque Lego que abrió sus puertas fue este situado en Billund, Dinamarca. Todos alguna vez en nuestra vida hemos jugado al célebre brick de construcción, así que no debe de extrañar que una vez uno pone el pie en el parque quede fascinado por la decoración inspirada en el juego. Su casa embrujada está conseguidísima, así como su particular acuario y su espacio dedicado a Star Wars. Y, por supuesto, en sus numerosas tiendas podrás hacerte con todas las piezas de Lego que quieras para, una vez de vuelta a casa, te pongas a sacar el arquitecto que llevas dentro. No cuenta con atracciones muy extremas que digamos, por lo que es un lugar perfecto para pasar el día con los más pequeños.