El actual reglamento de los Derechos de los Viajeros Aéreos de la Unión Europea que entró en vigor el año 2005, establece los niveles de asistencia y compensación de los pasajeros  en caso de denegación del embarque, cancelación o retraso importante.

Aeropuerto de Malaga

Los 10 derechos básicos de los pasajeros

  • Todo pasajero tiene igual derecho de acceso al transporte y está protegido en particular, contra la discriminación por motivos de nacionalidad, residencia o discapacidad.
  • Todos los pasajeros con movilidad reducida tienen derecho de asistencia sin coste adicional en todos los medios de transporte con los mismos derechos que cualquier otro ciudadano.
  • El viajero tiene derecho a ser informado correctamente del precio del billete, sus derechos y de las circunstancias de su viaje, antes, durante y después del mismo en caso de alteraciones.
  • En caso de retraso importante, cancelación del vuelo, denegación de embarque, los pasajeros tienen derecho a renunciar a viajar y al reembolso integro del coste del billete.
  • Cualquier perturbación que se genera en el cumplimiento del contrato por parte del transportista, le obliga en caso de retrasos importantes en la salida de vuelos, cancelación de los mismos o denegación de embarque, a recibir de inmediato un servicio de transporte alternativo o a cambiar su reserva según convenga. El transportista está obligado a atender lo más rápido posible, las necesidades de viaje del pasajero de forma clara y sin crear controversias.
  • Caso de quedar en tierra el pasajero, debido a grandes retrasos en la salida o en los puntos de conexión, los pasajeros tienen derecho a la asistencia inmediata por parte del personal de la compañía en las terminales, o a bordo hasta que se inicie, prosiga o se ofrezca una ruta alternativa al perjudicado.
  • Ante los citados incumplimientos de contrato, el viajero tendrá derecho a una compensación económica. Esta compensación variará en función del tiempo perdido a causa de la anomalía producida, distancia del viaje o el precio de su billete.
  •  Responsabilidad del transportista según los convenios internacionales y las normas jurídicas de la UE. Estos son responsables de los pasajeros, en caso de muerte o lesiones y de los desperfectos o retraso en la entrega de sus equipajes. Los pasajeros podrán pedir una compensación que es fija, en función  del perjuicio que hayan sufrido.
  • Los pasajeros tienen derecho a presentar una reclamación al transportista en caso de no esta satisfechos. Si no reciben respuesta o quedan insatisfechos con la misma tienen derecho a presentar una denuncia en el organismo nacional responsable del cumplimiento de la normativa.
  • Derecho a contar con una aplicación apropiada por parte de los transportistas y de una ejecución efectiva de las normas de la UE por parte de los organismos nacionales responsables de dicho cumplimiento.

A pesar del importante avance registrado durante los últimos años, la UE se plantea una revisión de la legislación vigente, con el objetivo de proporcionar a los pasajeros procedimientos eficaces de tramitación de reclamaciones y reforzar las políticas de cumplimiento de la normativa, de control y aplicación de sanciones.