Si bien la semana pasada te hablamos de varios spas internacionales, los de nuestro país para nada tienen nada que envidiarles. La oferta y la calidad de los que tenemos más a mano son excepcionales, por lo que depende de ti y tus necesidades concretas con cuál quedarte.Desde Travel Partners podemos ayudarte a preparar tu viaje, así que de deberes te ponemos que indagues en estos cinco centros que te indicamos. No tendrás fácil la elección, para nada. Y más teniendo presente la profesionalidad y el mimo que todos ellos ponen en sus clientes.

 

Alva Park Resort & Spa (Lloret de Mar)

No hace falta cruzar el charco para conocer de primera mano lo que es el lujo. En este centro ubicado en la Costa Brava hasta el más mínimo detalle está pensado. Su decoración de inspiración oriental es excepcional. Y aunque la Suite 163 es la que se lleva la palma (cuenta con gimnasio y hasta un comedor privado), al alcance de todos está el denominado Baño de la Princesa Hindú, un espacio en el que podrás relajarte entre agua salada caliente y música subacuática. Suena apetecible, ¿no? Si a eso le sumas la posibilidad de dejarte querer por unos estupendos masajes tibetanos e, incluso, un restaurante japonés de primer nivel, lo que queda es un lugar de esos que tendrían que estar prescritos por cualquier médico del mundo.

Alva Park Resort & Spa

 

Royal Garden Villas & Spa (Santa Cruz de Tenerife)

Gracias a su buen tiempo todo el año no existe excusa para escaparse hasta las Islas Canarias. Y más ahora que las islas florecen gracias a los Carnavales. Pero vayas disfrazado o no, este centro pone a tu disposición todo lo que deseas para renovarte por dentro y por fuera. Cuenta con veinte habitaciones-villas, y en cada una de ellas podrás encontrarte rodeado de preciosas antigüedades y una amplia terraza. Más allá de sus jacuzzis y cascadas de agua también puedes disfrutar de lo que ellos denominan el tratamiento Cleopatra (sinónimo de garantía) o masajes específicos ideales para deportistas.

Royal Garden Villas & Spa

 

Sha Wellness Clinic (Alicante)

Despertarse con unas preciosas vistas a la bahía de Altea ya justifica la visita, pero lo que este centro oferta va mucho más allá de lo convencional. Nada más llegar un nutricionista te preguntará cuáles son tus hábitos alimentarios y te propondrá un menú personalizado para los días que residas entre sus paredes. Y no, no se trata de una dieta estrictamente para adelgazar, sino de una macrobiótica que busca, ante todo, tu bienestar. Según cada cliente ofrecen tres tipos de menús saludables (denominados SHA, Biolight y Kushi), pero más allá de lo que ingieras este centro dispone de absolutamente todo lo que sueñas. Sin ir más lejos, los que han probado los masajes con digitopuntura y de shiatsu hablan maravillas de ello. Por algo es uno de los spas con mayor solera de nuestro país.

Sha Wellness Clinic

 

Sercotel Villa de Laguardia (La Rioja)

Rodeado de viñedos, este centro cerca de Logroño te permitirá disfrutar de la siempre exquisita gastronomía vasca. Cuenta con más de ochenta habitaciones y un señor spa de nada más y nada menos que de mil metros cuadrados. Pero si por algo destaca respecto a su competencia es por los numerosos tratamientos que ofrece tanto con vino como con aceite de oliva, cuyas propiedades se dejan ver rápidamente en la piel. No se nos ocurre un lugar mejor para desconectar como se merece del estrés de las grandes ciudades.

Sercotel Villa de Laguardia  

 

Balneario de Mondariz (Pontevedra)

Es uno de los más antiguos de nuestro país, ya que su construcción data de finales del siglo XIX. Entre sus tres edificios cuenta con casi doscientas habitaciones en las que no falta de nada. Aquellos que disfruten del golf cuentan con un campo propio en el que podrán presumir de sus habilidades, pero el espacio más demandado, sin duda, es su balneario celta inspirado en las saunas de la época. Aparte de ello, sus aguas mineromedicinales te pondrán a punto seguro. Dudamos mucho de que sólo vayas a querer estar un día.

Balneario de Mondariz