En la era del vídeo digital los modelos tradicionales de publicidad ya no sirven. El tiempo que se dedica a ver la televisión sigue disminuyendo, mientras que la audiencia se está moviendo progresivamente a internet.

Para los anunciantes, el reto es crear contenido que genere conexiones, pueda ser fácilmente compartido y sea algo que el espectador quiera ver. Así que el storytelling no puede fallar. A continuación repasamos algunas lecciones que están aprendiendo las marcas en los últimos tiempos:

innovacion-video-online

Lección #1: La experimentación conduce a la innovación. Adaptarse a los rápidos cambios en el comportamiento del consumidor exige cuestionar lo que sabemos y experimentar para averiguar qué es lo que funciona. La experimentación requiere que las empresas vayan más allá de la prueba-error: hay que buscar nuevas formas de hacer las cosas. Y para ello hay que interrogarse de manera más exhaustiva sobre formatos, plataformas y audiencias.

Comienza con aquello que tu compañía considere una verdad universal y empieza a experimentar planteándote preguntas como por ejemplo: ¿Deberíamos contar una historia para un vídeo que se visualizará en un teléfono inteligente del mismo modo que para la web? ¿La edad influye en cómo conectamos con un vídeo? ¿Cuánto tiempo debe durar un anuncio? Consejo: explora lo desconocido y prueba tus propias hipótesis, luego prueba lo contrario y trata de mirarlo desde otro ángulo.

ingenio-video-online

Lección #2: El vídeo digital se te dará bien si eres ingenioso. Al contrario de lo que pueda parecer, para tener éxito no se necesitan grandes presupuestos ni un extenuante proceso creativo. Una forma barata y rápida para conseguir nuevos contenidos es no empezar de cero: reutilizar y volver a cortar material existente que genere nuevas opciones que funcionen en plataformas de vídeo digitales.

Las limitaciones de presupuesto y tiempo también pueden impulsar la creatividad. Una vez tengas una visión sólida y una estructura creativa bien definida puedes crear una maratón de trabajo organizando equipos y asignándoles un presupuesto y un tiempo límite de entrega. Es una experiencia que ha sido probada por algunas empresas y puede dar lugar a vídeos peculiares e ingeniosos que muevan las métricas clave. Consejo: la baja inversión de tiempo y de dinero según este enfoque también supone que los riesgos son más bajos, por lo que es viable producir varias versiones que pueden ser reutilizadas en diferentes geografías y plataformas.

normas-video-online

Lección #3: No tengas miedo de romper las reglas. No existe un código de normas para los vídeos online. De hecho, a menudo son las marcas que rompen las reglas las que tienen mayor éxito. Encontrar nuevas formas que sean auténticas para contar historias es lo que llama más la atención de los consumidores y del sector en general. Consejo: prueba algo nuevo, incluye partes de contenido que ya se haya producido y vende algo no tradicional a ver qué ocurre.

Para marcar la diferencia en tu organización pon en marcha la creatividad con el objetivo de desafiar el statu quo y experimenta a partir de una pregunta que tengas acerca de los vídeos digitales. Mantener un pensamiento innovador durante el proceso hará que te resulte más fácil estar al día de los hábitos de los espectadores. La experiencia lo está demostrando: las empresas que adoptan una actitud de experimentación continua son las que más triunfan con su trabajo.